Estamos en un punto donde miramos paisajes, playas, senderos y bosques, pero a través de una pantalla, y anhelamos el momento en que podamos volver a salir y disfrutar de la naturaleza y de nuestros seres queridos. 

El confinamiento ha sido la tónica para muchas personas (algunos incluso lo hacen de manera voluntaria para ayudar al sistema de salud), pero esto lógicamente trae consigo algunos efectos adversos en nuestra mente, que incluso se vuelven más graves considerando los niveles de estrés que conlleva estar encerrados en una emergencia sanitaria. Por lo mismo, cada día que pasa resuena con mas fuerza la idea de que el ejercicio físico ayuda, en cierta forma, a la salud mental de quienes la realizan, más aún cuando se está en la comodidad del hogar.

Evelyn Flores, profesora de Educación Fisica de la Universidad San Sebastián, indica que la actividad física es muy importante en este periodo: “Realizar una rutina de ejercicios, incluso en las actividades diarias de los más sedentarios, es clave para preservar la salud física y emocional en medio del confiamiento. Mantener el cuerpo en movimiento es necesario para activar el sistema inmunológico, fortalecer músculos y articulaciones y oxigenar la mente, entendiendo al ejercicio como una válvula de escape al estar tantas horas encerrado”, explicó la profesional del área.

Para muchos, las horas de trabajo sentado frente al computador, o el estudio remoto pueden ser una tortura, y es ahí donde el ejercicio físico en casa se transforma en una oportunidad para evitar caer en estados de estrés.

Entrenar en casa puede ser una solución a los problemas que genera el encierro. Prueba la experiencia de Zeus Gimnasios en Casa y motívate a ser parte de un estilo de vida saludable en la comodidad del hogar.

Visita nuestro equipamiento disponible. 

¡Queremos ayudarte a mejorar tu calidad de vida!